HomeRecursos de autocuidado 5 tips para perder el miedo de perder a mi pareja
5 tips para perder el miedo de perder a mi pareja

Lo mejor que puedes hacer por ti y por otros, es conocerte. Usa nuestros recursos de autocuidado para transformar tu día a día.

Banner Imagen
Compartir
FacebookTwitterLinkedinLink
COMMENT0
LIKE0
Perfil
Verónica VerónicaMe gusta ayudar a otros a encontrar su propio camino y en ese proceso transformar sus relaciones.
5 tips para perder el miedo de perder a mi pareja

El sufrimiento, una vez encarado sin temor, era su pasaporte hacia la libertad.

- Paulo Coelho. 

Tener miedo a perder algo que queremos suena aterrador ¿verdad?, y dentro de ese perder algo que queremos, encontramos el miedo a perder a la pareja, el miedo a que tu pareja te abandone. Esto no solo es propio de relaciones “conflictivas”, “que están fracturadas” o “separaciones”, por el contrario, vemos parejas que hasta en su mejor momento experimentan este miedo a perder al otro.

Primero quiero que aclaremos un detalle, cuando el miedo surge en una relación la mayoría de las veces está relacionado con nuestras inseguridades.

 Si has pensado en algún momento que no eres lo suficientemente bueno(a) para el/ella, seguramente tienes dudas en reconocer lo que te mereces en una relación. Y cuando estamos acompañados constantemente de estos pequeños duendes (nuestras creencias incorrectas), nos vemos en la necesidad casi todo el tiempo de cambiar quiénes somos para ser “mejor” y “estar a su altura”, sintiéndonos cada vez más inseguro(a)s. 

¿El miedo de ser abandonado(a) está envenenando la dinámica en tu relación?

Ese mismo miedo es el que te lleva a introducirte en relaciones donde confirmas “tus creencias incorrectas” sobre ti mismo(a), poniéndote miles de escudos para estar a la defensiva y por momentos hasta el punto donde te conviertes en un mago, interpretando cualquier reacción en el otro como una amenaza o confirmación de que te va a dejar, y pues tu ya sabes que pasa… Te abraza el miedo, llega la inseguridad, sientes ansiedad y aparece tu súper poder, donde te conviertes pasivo-agresivo.

Vamos a hablar un poco de cómo influye nuestra visión del amor.

Crecemos creyendo que el amor es un cuento de hadas, que debemos hacerlo todo por amor, esforzarnos, lastimarnos e incluso pensar que uno puede morir por él. ¿Será que algo como el amor sí puede hacer tanto daño, cuando existe precisamente para hacer todo lo contrario? Hemos tenido espejos en casa, nos han inculcado que “cumplir” el requisito de crear una familia es un objetivo casi inevitable para sostener una relación de pareja.

En la actualidad, muchos buscan el amor como una escapatoria a la soledad… “Nadie quiere morir solo" o tener la sensación de que a “nadie le importo”, pero son formas de querer que lastiman y hacen mucho daño. 

Casi todas estas formas han sido elaboradas culturalmente y escapar de esta regla se convierte por mucho en “una misión imposible”. ¿Sabes por qué pasa esto? Cargamos el amor de una dimensión idealizada, pensamos que es un estado absoluto del ser humano cuando hemos visto que el momento en el que inicia una relación, “el enamoramiento” es una de las etapas más fugaces y solo es posible continuar allí si cultivamos y construimos un sentimiento de amor verdadero.

Basta ya de replicar el "hasta que la muerte nos separe”, “los celos”, “la necesidad de vivir el amor en exclusividad” y cuando hablo de exclusividad es que incluso abandonamos a nuestros amigos y familiares por sostener en pie una relación, “quien te quiere te hará sufrir”. El hecho de que te anules como persona para pasar a ser una pareja, parece mas una cualidad diseñada para el sufrimiento y no para el disfrute.

Nuestras relaciones por lo tanto son construidas no desde la igualdad o la libertad si no desde la necesidad, lo que impide que podamos disfrutar del amor. 

¿Crees poder vivir en una relación donde la lucha de poderes por dominar al otro o imponerle tu modelo de amor, es justo? 

Sé que nos cuesta vernos con amor y tratarnos de la misma forma, crecimos en un mundo lleno de diferencias, de jerarquías y otras cosas que no son compatibles con el amor, pues para poder amar precisamos de solidaridad, empatía, generosidad y equipo. 

Libera tu amor, reinvéntalo, desaprende de tus duendes y disfrútalo

Las personas no nos pertenecen y por tanto nunca podremos estar seguros de hasta cuando se prolongara una relación. Resulta una idea dolorosa e hiriente y es precisamente esta manera de pensar,  lo que muchas veces nos impulsa a vivir la relación en un perpetuo estado de miedo. 

En casi cualquier situación donde se contempla la posibilidad de pérdida, el reto radica en aprender a dejar ir, de abrirnos a la posibilidad de querer y confiar verdaderamente una vez más, y las veces que hagan falta. Por eso disfruta tanto como puedas los momentos con tu pareja, vive el momento presente, sepárate del miedo y recibe todo lo bonito que te puede llegar en tu relación.

El “miedo a perder”, contrario a lo que muchos piensan, no es una muestra de amor, es una respuesta innata e inevitable y hasta cierto punto coherente, pero si vivimos esa emoción “con miedo al miedo” nos perderemos y quitaremos la posibilidad de vivir esa emoción de manera inteligente. 

“Nunca encontraré nadie que me quiera como el/ella”

Nuestra tendencia a pensar que, si mi pareja me deja o me abandona, nunca mas voy a poder sentir el “mismo nivel” de amor, es como si la persona que se va nos arrebatara nuestro sentimiento de amor. Pero es erróneo pensar esto, porque el amor no está en la otra persona, el amor está en ti y solo surge de ti y tienes capacidad de amar y esta puede volver a surgir con cualquier otra persona.

Si no tenemos los dos una implicación sentimental parecida, no deberías temer perder algo que se va a deteriorar: cuando iniciamos una relación de pareja o si estamos en una, la implicación emocional de ambos debe estar muy similar, si no, lo mas probables es que veamos desequilibrio en ella. Si crees que puedes estar en una relación así, o que construyes tus relaciones desde este punto, revísate, no es bueno ni para la persona que ama, ni para quién “aguanta” estar en la relación por no dañar a la persona que esta amando.

¿Qué es lo peor que te podría pasar?

Que te dejen, sí. Pero ¿realmente eso es tan malo? Podemos tener miedo, pero en ocasiones vale la pena preguntarnos qué tan malo ese miedo. Si tu pareja te “abandona”, lo mas probable y claro es que “no te quiere tanto como dice”, o “no está a la altura de lo que tu sientes por el/ella" (recuerda que anteriormente hablamos de que la implicación emocional debe ser equilibrada).

Visto así, tampoco pierdes tanto ¿verdad?

“Si mi pareja me deja, no voy a encontrar a nadie más”

Esta manera de pensar  provoca muchas veces quedarnos conformes en la relación que estamos, así esta no vaya tan bien y terminamos prefiriendo “la certeza” sobre “la incertidumbre”.  La necesidad más el miedo provocan desconfianza e hipercontrol, pues el miedo a perder pone cualquier cosa que haga nuestra pareja en tela de juicio. La necesidad desbordante de controlar a tu pareja mata el amor, la necesidad asfixia el amor.

Si, tu pareja te puede dejar o engañar. Estas situaciones pueden pasar en cualquier relación, pero ¿no debería estar basada en la confianza? Si confías, no tendrás miedo a perder. Sabemos que nunca podemos tener el 100% de certeza cuando se trata del otro, pero si nos acostumbramos a vivir con la incertidumbre, podremos disfruta más de nuestra relación.

Todas y cada una de estas cosas que te menciono te llevan a no ser tú mismo(a), ser más susceptible, no ser generoso con tu pareja y no disfrutar de tu relación.  ¿Qué podemos hacer entonces?
 

5 tips para disfrutar más tu relación de pareja

  • Aprende a estar bien contigo: la felicidad depende fundamentalmente de uno mismo. Cuídate y aprende a valorar la soledad.
  • Deja eso de la pareja ideal: estas no existen, lo verdaderamente ideal es tener una relación sana y agradable.
  • No vivas para tu pareja: no debes girar en torno y exclusivamente alrededor de tu pareja, cultiva tus espacios.
  • Evita los celos: estos pueden llegar a romper relaciones, recuerda la confianza es indispensable.
  • Acepta los defectos del otro: todos somos seres humanos imperfectos, aceptar y querer a nuestra pareja como es, es la única forma de vivir inteligentemente en pareja.

 

“Quien ama no tiene miedo de perder. El verdadero amor es un acto de amor total.

-Jorge y Gypsi

¿Te identificaste con el miedo a perder?

Si sientes que vives con miedo, esperando el momento donde tu relación se acabe, puedes estar generando una profecía autocumplida, donde tu mismo miedo es el que te lleva a comportarte de maneras que eventualmente, culminan en el resultado que tanto querías evitar. Trabaja en ti mismo y recupera la confianza para que vivas un amor pleno en tu pareja

Consulta mi agenda aquí 

Perfil
Verónica Verónica

¿Te gustaría agendar cita con este profesional?