HomeRecursos de autocuidado Síntomas más comunes del estrés y la ansiedad
Síntomas más comunes del estrés y la ansiedad

Lo mejor que puedes hacer por ti y por otros, es conocerte. Usa nuestros recursos de autocuidado para transformar tu día a día.

Banner Imagen
Compartir
FacebookTwitterLinkedinLink
COMMENT0
LIKE0
Perfil
María Paola Rodriguez
Síntomas más comunes del estrés y la ansiedad

Continuamente enviamos mensajes a nuestro organismo de lo que captamos en el mundo exterior y según como lo experimentamos en el propio mundo emocional, el organismo reacciona. Las emociones cumplen funciones favoreciendo la supervivencia de la especie. Se da una alerta emocional y respondemos ante dicha amenaza. Puede que se presenten respuestas fisiológicas involuntarias (como sudoración y taquicardia) o nos lleguen pensamientos asociados a la necesidad de huir, luchar o de cómo responder. Nuestro cuerpo se prepara para responder… los músculos se tensionan o reciben señales para prepararse para la acción de manera pronta y adaptativa si la situación lo amerita. El cuerpo se protege y los sentidos se activan. 

Cómo saber si mi ansiedad es grave

Cuando nuestras respuestas a algo que nos genera temor o miedo, comienzan a ser desproporcionadas para la situación, y se empieza a vivenciar un malestar emocional intenso, que nos lleva a la afectación de distintas dimensiones de la vida como son la familia, el trabajo, la ocupación o la relación de pareja, entre otros, se puede volver un problema en nuestro día a día.

Los pensamientos podrían estar enfocados en un temor excesivo, como un miedo inapropiado por la posibilidad de enfermar, y dichos pensamientos podrían afectar el estar concentrados en el trabajo, o interferir en las relaciones familiares pues estamos excesivamente alerta de cualquier síntoma que ocurra en el propio cuerpo. La ansiedad es una palabra muy común en la actualidad, seguramente, todos la hemos vivenciado en algún grado en algún momento, y seguramente la hemos evidenciado en nuestro cuerpo. Sentimos dificultad para respirar, deseos de salir corriendo, sudoración, dolor abdominal, cambios en la temperatura corporal, cambios en el apetito y en el patrón de sueño, entre otros.

Sin embargo, cuando la ansiedad se presenta de manera constante, frecuente y sentimos que nos controla; cuando sentimos que la propia vida empieza a girar en torno a ésta y notamos su impacto en nuestro día a día,  ES UN PROBLEMA.

Acá te dejamos de manera resumida cómo identificar en tu cuerpo la emoción que estás sintiendo:

¿Y cómo hago para sentirme tranquilo a pesar de mis emociones?

Es una decisión personal la manera como asumimos la existencia y aunque a veces nos cuesta reconocer nuestras emociones y sentimientos, si los aceptamos y decidimos tomar postura frente a los mismos podremos afrontar y superar diversos desafíos que son propios de la vida, ya que contamos con la libertad de escoger la actitud que queremos afrontar ante cualquier circunstancia, aun en las más dolorosas y difíciles.

Sentirse alegre a o tranquilo es fruto de un adecuado manejo emocional.  Nos sentimos plenos, activos físicamente, livianos, con una visión optimista del futuro. Tenemos buenos niveles de atención y concentración, ya que los pensamientos tienden a ser más centrados en el aquí y el ahora, lo que favorece el desempeño en todas las áreas de la vida. Aprendemos una experiencia subjetiva del entorno en donde el mundo es un lugar que se puede disfrutar y afrontar ya que se cuentan con los recursos para hacerlo.

Si sientes que tus emociones se están apoderando de ti y necesitas aprender a gestionarlas; si vivencias un malestar emocional intenso que sientes te esta obstaculizando tu tranquilidad y realización personal, te invito a que agendes un espacio conmigo. Te ayudaré y acompañaré para que te permitas reconocer, aceptar, asumir y gestionar tus emociones.

Consulta mi agenda aquí

Perfil
María Paola Rodriguez